Lesiones clásicas en el tenis

Durante todo ejercicio físico hay siempre un temido lado oscuro en el que tarde o temprano nos toca entrar. Por exceso o por falta de preparación normalmente las lesiones son nuestras compañeras durante nuestra vida deportiva.

En este articulo vamos a destacar las lesiones más típicas del tenis y vamos a hacer un breve análisis de los síntomas y tratamiento preventivo, el tratamiento de recuperación pensamos que depende mucho de la lesión y que es necesario siempre un análisis médico.

  1. Codo de tenista

Síntomas: Aparece un dolor en la región lateral del codo, puntual en el epicondilo o que irradia hacia el antebrazo o brazo. Desaparece durante el ejercicio y reaparece tras el partido. Va aumentando hasta imposibilitar los gestos de la vida diaria como estrechar la mano.

Tratamiento preventivo: Buena preparación física de base. Entrenamiento progresivo y buen calentamiento. Correcta alimentación e hidratación. Estiramientos adecuados de la musculatura. Jugar con un peso de raqueta adecuado a nuestro nivel de juego y estado físico.

  1. Tendinitis de muñeca

Síntomas: Dolor e inflamación

Tratamiento preventivo. Potenciar muñeca mediante ejercicios específicos. Entrenamiento adecuado y buen calentamiento. Estiramientos de la musculatura.

  1. Manguito de los rotadores o hombro de tenis

Síntomas: Dolor muy localizado en el hombro

Tratamiento preventivo: Ejercicios para fortalecer

– Rotación Interno

– Movimiento de sierra

– Pesas

-Sierra rotación interna

  1. Tendinitis Aquilea

Síntomas: Entumecimiento por las mañanas, incluso cojera que tarda en desaparecer.

Tratamiento preventivo: Calzado correcto sin excesivo desgaste, ejercicios de fortalecimiento, revisión ortopédica si sentimos molestias y utilización de plantillas si es necesario, jugar en terrenos blandos

  1. Lesión de gemelo o pierna de tenista

Síntomas: Dolor localizado en el gemelo. Se produce normalmente en un momento concreto del juego y suele ir acompañado de un hematoma y una contracción muscular notable

Tratamiento preventivo: Evitación de fatiga (muy importante), fortalecimiento de los gemelos mediante ejercicios específicos, calentamiento, buena hidratación, evitar temperaturas muy frías, calzado adecuado y en buenas condiciones.

Como conclusión personal hay que prestar especial atención en las lesiones al ejercicio preventivo, calentamiento, ejercicio especifico adecuado a nuestro nivel y estiramientos. Aun así es muy normal lesionarse alguna vez en nuestra vida deportiva y en ese tiempo de recuperación  aprovechar para estudiar lo que no hemos hecho bien y mejorar.

Leave a reply